martes, 7 de junio de 2016

LA OREJA DE VAN GOGH Y LAS EMOCIONES

Hace días Lugúa trajo a clase una pregunta que le inquietaba: a Van Gogh le faltaba una oreja. Causalmente, Elia nos ha prestado algunos libros sobre arte y uno de ellos es de obras de este pintor. Las vimos todas y en una aparecía un autorretrato con la oreja vendada. Fuimos a internet y allí supimos que se peleó con su amigo Gauguin y después él, atormentado, se cortó un trozo de oreja.
Aprovechando este hecho, hablamos de las emociones de los protagonistas y sobre todo de Van Gogh, cómo se sintió para cortarse la oreja. Por supuesto, de cómo podría haberse solucionado el problema entre ellos, en vez de usar la violencia.
La gestión de las emociones es clave para nuestra felicidad. Por eso en el aula de Las Ardillas están siempre presentes estos temas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estas ardillas son muy curiosas y muy afortunadas por tener una profe que sabe acompañarlas para que desarrollen esa curiosidad mimando sus emociones. ¡Qué suerte tenerte, Ana!

villasevilinfantil dijo...

¡Gracias!